Chiquimula parte 2: comidas y diversión

Mientras estuvimos en Chiquimula tuvimos la oportunidad de ir a varios lugares y compartir con la familia.

Las Ruinas de Copán un sitio que a pesar de quedar como a 45 minutos de Chiquimula, nunca había tenido la oportunidad de conocer. El clima estaba caliente y húmedo y habían muchos mosquitos pero todo eso no nos impidió tener una buena experiencia. Mi tío David fue el cargador oficial de Nicole porque ella se negó a dar un paso, me imagino que porque estaba muy caliente.  En Copán además de disfrutar de la vista de las ruinas y lo verde del paisaje, también pudimos ir al pueblito que está a 5 minutos de las ruinas. Es un pueblito tipo la Antigua Guatemala pero en chiquito. Comimos en un lugar delicioso que se llama Carnitas Nía Lola, sirven comida Hondureña que consta basicamente de carnes en diferentes adobos con tortilla de harina y diferentes acompañamientos y casi todos los platillos traen queso derretido. En este lugar lo curioso era ver como las meseras se ponen las copas de bebidas o platillos de comida en la cabeza y caminan y suben gradas así mientras sus manos estan ocupadas con los demás platos.  Definitivamente Copán es un lugar para regresar!

En Chiquimula hay otro lugar muy bonito que se llama Parque Ecológico Los Laureles. Es un lugar que renta salones para eventos y tiene dos restaurantes uno que sirve muy ricos desayunos y otros que sirve muy ricas cenas. Fuimos a los dos mientras estabamos allá. Tambié cuenta con un hermoso hotel con una piscina gigante y un Zoo. Mi tío David nos llevó a comer allí y nos encantó! Niki adora a su tío David y yo lo adoro más por ser siempre tan bueno y habernos llevado a varios lugares mientras los visitamos. Ligia, Kathy, Diego y Pity se portaron muy bien con nosotros a pesar de que llegamos a invadirles su casa. Mi tío y Ligia tienen un lugar muy especial en mi corazón, desde que era pequeña me llevaban a todos lados y siempre me han hecho sentir como su propia hija. Los quiero mucho!

Las tortillas de harina son típicas del lugar. No recuerdo ni cuántas veces fuimos a comer pero comimos y mucho! Otra cosa típica de Chiquimula son los famosos taquitos del mercado. Recuerdo cuando estaba en la secundaria siempre ibamos con mi mejor amiga a comprar al “taco market” son bien populares entre la gente por ser ricos pero sobre todos bien económicos. Tenía un poco de miedo de darle de comer a Niki cosas de la calle porque uno no sabe cómo las preparan y de hecho el Dr en Chiquimula me dijo que no le diera de comer nada que no fuera hecho en casa y pues no resistí y le di de comer y adivinen que pasó?… No le hizo mal nada! es más nunca se enfermó del estómago. Lo único que le dió a la pobre fue una infección de orina por tanto calor que le duró varios días pero pasó.  Y no solamente probó los taquitos sino que ademá le ENCANTARON! Nicole es bien chapina le encanta todo lo que involucre maíz menos los granos de maíz en su plato (no me pregunten por qué no le gustan).

Comimos muchas otras cosas entre ellas, mojarra frita, panes con pollo, pastel como a mí  me gustan, con turrón de claras de huevo y rellenos de manjar; granizadas y helados de fruta hehos en casa. Lo bueno de haber estado un buen tiempo en Chiquimula fue que podíamos ir a la tienda a cada rato por lo que se nos antojara! Eso es algo distintivo de Guatemala. Siempre hay una tienda cerca de donde vives.

Otro evento importante que pudimos presenciar fue la graduación de Kathy del bachillerato. En nuestra familia la comida y la música es bien importante. No nos importan los salones lujosos ni las formalidades. Nos la pasamos muy a gusto donde sea siempre y cuando  haya buena comida y buena música. Al pasar de los años la casa de mi tío David se ha convertido en el centro del entretenimiento. Mi tío es bien jovial y a pesar de todos nuestros desacuerdos como familia siempre todos coincidimos en su casa! Alli todos podemos comportamos tal y como somos y comer lo que querramos escuchar lo que querramos y divertirnos a lo grande en un ambiente sano y sin complicaciones. La graduación de Kathy fue una exelente oportunidad para compartir en familia. Mi tío encargó un cerdo entero que ya cocinado pesaba más de 60lbs los invitados era solamente la familia pero somos de muy buen diente! El cerdo lo acompañamos con ensalada de rábano, guacamol y frijoles volteados, además de crema y por supuesto suficientes tortillas recien hechas! Luego de comer a medio día, la fiesta se alargó hasta la noche. Mi tío puso un proyector y cantamos karaoke, las fiestas con mi familia son de lo mejor!

Fue tan bueno ir a Guatemala y disfrutar de todas las cosas con las que crecí, me siento muy feliz de vivir aquí en EEUU pero se siente tan bien regresar y hacer tantas cosas que me identifican como guatemalteca. Esperamos regresar en 2014!

Responder a Arturo Mijangos Cancelar respuesta