Noches en vela

13 de julio, 2015 – Columbus, Indiana

Aun con las muchas advertencias sobre las primeras noches de los recién nacidos, nunca me imaginé realmente lo que serían estos primeros días; y yo no sufro nada comparado con Debs. Andrew aún no tiene una rutina, sólo sabe que cuando tiene hambre se despierta y quiere comer. Debs y yo si tenemos una rutina, se despierta el bebé y yo me levanto y lo voy a cambiar, lo veo un ratito en lo que se despierta bien y está listo para comer. Debs le da pecho y yo me acuesto un rato, Andrew vuelve a ensuciar su pañal yo lo cambio, se lo regreso a Debs, que le da otro poco de pecho y luego se vuelve a dormir. Esa es nuestra rutina cada 2 o 3 horas.

andrew 4:30amYo duermo el rato que Debs le da de comer, que dura como 45 min a 1 hora y media. Y asi pasan los días, ya tiene 2 semanas desde que nació y poco a poco vamos conociendo este dulce espíritu.

Andrew es bien tranquilo, sólo llora para pedir comida, que le cambien el pañal o si tiene frio. Cuando está despierto Andrew siempre está viendo para todos lados. Es muy curioso de las cosas que pasan a su alrededor y se pone feliz cuando escucha la voz de su mamá.

Diario de las comidas de Andrew
Diario de las comidas de Andrew

Sé que ya en unos meses se nos va a olvidar estas noches en vela, pero por el momento pareciera que nunca se van a terminar. Por lo pronto únicamente nos queda seguir adelante con paciencia.

DSCN9182

Deja un comentario