Año nuevo en Arizona

Domingo 1 de enero, 2017 – Gilbert, Arizona

Otro año más queda ya atrás;

evaluemos lo que pasó.

¿Puedo mejorar, puedo progresar

este año que ya comenzó?” – Himnos No. 142

Muchas cosas pasaron en el año 2016, la más fuerte para mí fue despedir a mi Papá. Durante mi tiempo después del entierro decidimos juntarnos a fin de año. El 26 de diciembre emprendimos nuestro último viaje del año y primero del 2017. Seguimos utilizando el servicio de TripIt.com para planear nuestros viajes, esta vez le agregué más detalles y nos ayudó a llegar a todas partes. Los planes siempre cambian, pero me ayuda saber que tenemos un plan.

Amigos en Oklahoma

Salimos temprano de la casa con rumbo a Oklahoma y dormir en Tulsa.  Viajamos al oeste, primero por I-70, luego sureste por la I-44 y en Tulsa viajaríamos por la I-40. Reconocíamos que viajar con Andrew sería muy diferente a Niki; donde Niki es muy tranquila, Andrew es muy inquieto. No logramos llegar al almuerzo porque Andrew tenía hambre y ya no quería nada. A pesar de viajar casi 10 horas el primer día, los niños se portaron bien. Durante el viaje nos contactaron nuestros amigos Arlen y Charlie que viven a 30 min de Tulsa. Acordamos juntarnos para desayunar al día siguiente.

Los Ankeman nos recibieron con el mejor desayuno, nos tenían omelets, tocino, jugo, y queso. Santiago e Isabela ya están bien grandes y no aguantaban las ganas de jugar con Andrew y Niki. Teníamos planeado visitarlos por 1 hora, al final estuvimos platicando y comiendo por más de 3 horas.  Recordamos nuestros tiempos de estudiantes cuando nos juntábamos casi todos los días. Les queremos mucho Familia Ankeman.

Conjuntivitis en Nuevo Mexico

Gracias al mega-desayuno con los Ankeman no paramos mucho hasta llegar a Amarillo, Texas, cenamos en el restaurante Cayote Bluff. Era un ranchito, que no parecía que todavía estaba abierto, tuvimos que esperar unos minutos para que lo abrieran, pero la comida estaba deliciosa. Andrew estaba necio tocando todas las cosas y lo dejamos correr un rato afuera porque estaba super inquieto.

Seguimos nuestro viaje y ya entrada la noche bajamos a Albuquerque donde nos hospedaríamos. No sabía que difícil iba a ser el viaje de Amarillo a Albuquerque, no solo la distancia, sino que hay que subir las montañas y luego bajarlas para llegar a Albuquerque.  Andrew empezaba a estar enfermo, no sabíamos que sentía, solo estaba llorón.

Andrew amaneció con los ojos llenos de cheles y con la esclerótica rosada, todos los síntomas de conjuntivitis. Empacamos todo lo que Andrew había tocado, le lavamos bien los ojos y todos nos lavamos las manos.  Llamé a Cynthia con la gran pena, porque iban a haber muchos niños en su casa y no queríamos contagiar.  Buscamos un doctor cerca de la casa de Cynthia, hicimos cita y seguimos nuestro camino.

Primos

Viajamos por la parte este de Arizona, pasamos por áreas hermosas de ese estado. Me encantó la cantidad de pinos que había por toda esa área. Llegamos a la casa de Cynthia y nos recibieron toda la familia.  Llevamos a Andrew al doctor y nos informó que era una conjuntivitis alérgica y no era contagiosa.  Ya más tranquilos aprovechamos a ponernos todos al día de nuestros viajes y actividades. Niki estaba bien contenta de conocer a sus primos y compartir con ellos. Sophia se preocupó mucho por Niki y “protegerla” de Brice y Blake. Estuvieron jugando bastante.

Parque y Trenes

Al día siguiente de llegar hicimos un picnic en uno de los parques de la ciudad. La abuelita Silvana les tenía unos regalitos de navidad e incluía una playera para cada nieto.  Todos se pusieron sus playeras y nos tomamos fotos familiares. Niki estuvo muy contenta jugando con los primos.

En la noche nos fuimos a un parque de trenes, otra vez aprovechamos a tomarnos fotos. A Andrew le encantó un juego de trenes que tenían en una de las áreas, estuvimos bastante tiempo jugando con los trenes; nos fuimos hasta que decidió que era más alegre tirar los trenes. Nos montamos en varios trenes, todos estuvimos bien contentos. Es impresionante lo alegre que se la pasa uno junto con la familia. Yo me la paso muy bien con Cynthia, congeniamos mucho, me gusta estarla fregando y viceversa. Jess, siempre va a ser mi hermanita que no le gusta que le den abrazos, pero se deja un poco de mí. Silva la platicadora, siempre lista para contarnos sus aventuras.

Bautismo de Brice

Otra de las razones para juntarnos en Arizona fue para acompañar a los Dayton en el bautismo de Brice. Cynthia decoró la capilla bien bonita con los colores favoritos de Brice y puso unos centros de mesa con la letra ‘B’. Cynthia les pidió a los primos que se aprendieran una canción, Niki estaba muy emocionada y se aprendió la canción. Mi Niki  cantó bien fuerte, hay veces que me da pena, pero a ello no y le encanta cantar.

Aprovechamos que todos nos arreglamos para tomarnos unas fotos antes del bautismos. Me encanta ver las personalidades tan diferentes entre Andrew y Niki.  En las fotos cuando les pedíamos que sonrieran y se estuvieran quietos Andrew salía corriendo y Niki hacía caso. Pero los dos son únicos, diferentes y hermosos; me encanta verlos y teneros en mi vida.

Sophia y Nicole

Sophia y Nicole

Año nuevo

Recibimos el año nuevo bien contentos, cantamos y bailamos. Brad nos hizo unos súper panes cubanos, que estaban deliciosos. Nos tomamos muchas fotos y fuimos a quemar cohetes afuera. Brice quemaba unas bombas de humo y luego decía que eran pedos de pitufos; a todos nos dio risa.

Pa’tras

Estas fueron nuestras aventuras en Arizona. Mañana empezamos el viaje de regreso, vamos a visitar el Gran Cañón de Colorado. Ojalá que sea sin novedades, sólo Andrew va a determinar eso. Mil gracias a Cynthia y Brad por abrir su casa y hospedarnos a todos.

Deja un comentario