Palmyra 2017

Sábado 15 de julio, 2017 – Palmyra, New York

“Vi una columna de luz, más brillante que el sol, directamente arriba de mi cabeza; y esta luz gradualmente descendió hasta descansar sobre mí.”(José Smith Historia) Jamás imaginé que algún día estaría en ese lugar donde un joven de apenas 14 años en la primavera de 1921 tuvo una visión de Dios el Padre y Jesucristo. Incontables veces en mi misión conté la experiencia de José Smith y el poder estar en Palmyra, en el lugar donde ocurrieron muchas de estas experiencias un no lo puedo creer.

Salimos de Niágara, New York después del desayuno con destino a Palmyra, ahora un pequeño pueblo de unas 8 mil personas al sur del lago Ontario en la parte norte del estado de New York.[i] Llegamos al centro del pueblo para visitar el edificio donde se publicó el Libro de Mormón, el Edificio E. B. Grandin. La Iglesia compró el Edificio Grandin en 1978 y abrió sus puertas como sitio histórico unos años más tarde. Tras la conclusión de extensas renovaciones en 1998 el edificio fue dedicado como Sitio Histórico de la Publicación del Libro de Mormón.[ii] El sitio es hermoso, con cada cuarto restaurado a su condición original. Una joven misionera de Boston nos guio por cada parte del edificio. Al final me impresionó un cuadro con las portadas de todas las traducciones del Libro de Mormón incluyendo 4 de lenguas mayas originarias de Guatemala.

Queríamos visitar el Templo de Palmyra[iii] aprovechando que Paola podía cuidar a los niños. El templo es hermoso, tiene varios vitrales con diseños de árboles. El templo es pequeño pero muy acogedor. Fue bonito poder hacer una pausa de nuestro viaje para recordar a Dios.

La razón principal para visitar Palmyra es la presentación al aire libre del Cerro Cumorah (Hill Cumorah Pageant). A parte de estar emocionado de ver la presentación, estábamos aún más emocionados porque nos íbamos a reunir con nuestros amigos, la familia Elliss. La presentación, como su nombre lo indica, es en las faldas de un cerro. Nadie sabe cuál de los cerros de la región es efectivamente el Cerro Cumorah, de donde Joseph Smith procuró las planchas de oro, las cuales tradujo y eventualmente llegó a ser el Libro de Mormón. Aún sin la certeza de que dicho cerro sea el Cerro Cumorah, es especial pensar que podría ser. La Iglesia compró el cerro en 1928 y en 1935 erigió un monumento de granito con la estatua de Moroni.[iv] La vista es imponente desde en cenit del cerro.

Al llegar al lugar de la presentación el cielo atisbaba una tormenta, el día anterior había llovido mucho, y a pesar que todo ese día había hecho buen clima, nadie creía que íbamos a sobrevivir la tarde si una fuerte tormenta.  Encontramos un área de grama sin lodo y los hicimos nuestro.  Juntamos sillas y esperamos que la presentación iniciara. La presentación fue algo impresionante, no me imaginé lo profesional que era la producción: habían varios escenarios, efectos de luz y niebla, efectos con agua, y un uso impresionante de los niveles que proporciona el cerro. La presentación es un viaje por varias de las historias del Libro de Mormón; desde la salida de la familia del profeta Lehi de Jerusalén, la visita de Jesucristo, hasta la eventual destrucción del pueblo. La tormenta nunca llego, si cayó un poco de lluvia, pero no causó ningún problema.

Hoy empezamos visitando la granja de la familia Smith en Manchester (cerca de Palmyra), es una humilde cabaña de troncos. Los Smith se mudaron a la granja alrededor del año 1818.[v] Fue en esta cabaña donde el joven Joseph leyó en el Nuevo Testamento “Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, quien da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada.” (Santiago 1:5) Me impresionó lo pequeña que esta cabaña para el numero de miembros de la familia (Joseph era el 5to de 11 hermanos). La cabaña, a pesar de ser pequeña hace muy buen uso del espacio con un área común de usos múltiples en la planta baja y habitaciones en el segundo nivel. Fue en una de estas habitaciones que en 1823 en el que Joseph recibió la visita del angel Moroni donde le enseño sobre el registro que llegaría a ser el Libro de Mormón.  La familia Smith se mudó de esta cabaña a una casa más grande en la propiedad en el año 1825, y 5 años después se mudaron de la región. La Iglesia compró todo la granja en 1930 y la cabaña ya había sido demolida; una réplica basada en la cabaña original se erigió en 1998.[vi]

Salimos de la cabaña por la puerta trasera camino a una arboleda cercana. Fue en esta arboleda en la que el joven Joseph Smith recibió la visita de Dios el Padre y su Hijo Jesucristo. “Al reposar sobre mí la luz, vi en el aire arriba de mí a dos Personajes, cuyo fulgor y gloria no admiten descripción. Uno de ellos me habló, llamándome por mi nombre, y dijo, señalando al otro: Este es mi Hijo Amado: ¡Escúchalo!”(Jose Smith Historia) Caminamos por una vereda que recorre la arboleda por varios caminos. Encontramos un lugar apartado y meditamos en lo impresionante que es que Dios visitara al hombre y que estábamos en uno de esos lugares. Recogimos algunas hojas de árboles como recordatoria de nuestra visita.

De la arboleda pasamos por las otras áreas de la granja: un huerto, árboles frutales, sembrados, una carpintería, y un establo. Llegamos a la última casa donde vivieron los Smith en su estadía en esta granja. La casa construida ya con vigas y marcos de madera es mucho más amplia que la cabaña y tiene detalles más modernos.[vii] Vivieron pocos años en esta casa, pero fue durante el tiempo que la familia Smith vivió en esta casa donde tuvieron la mayor persecución. El guía nos indicó varios lugares donde los miembros de la familia escondieron las planchas para que la chusma no las encontrara: una caja de herramientas y debajo de unos ladrillos frente a la chimenea.

De la granja visitamos el templo nuevamente con los niños y el centro de visitantes. Con nuestras baterías espirituales recargadas salimos rumbo al rio Susquehanna en Pennsylvania.

Notes

Deja un comentario