Cumpleaños Artu 2017

Sábado 2 de septiembre, 2017 – New Whiteland, Indiana

¿Qué es un cumpleaños? Es otro día más, un tic-tac en el reloj del tiempo, un parpadeo en la línea del tiempo.  Tenemos 24 horas para hacer de este día algo más que una vuelta del mundo en su eje. Siento que este año hice trampa, que el cumpleaños duró más de 24 horas, todo gracias a Debora y a la Familia Fernandez.

 

Empezaron las celebraciones ayer con un Happy Birthday en la madrugada por parte de Niki y Debs. Nos fuimos a la escuela y trabajo, pero nos volvimos a reunir a la hora de almuerzo cuando fuimos a la escuela de Niki para comer con ella y seguir el festejo. Al salir del trabajo nos fuimos a la casa de los Fernandez a cantar Happy Birthday otra vez y comer pastel. Todos los niños estaban muy contentos.  Niki quería meterme la cara en el pastel, pero más noche íbamos a salir por lo que acordamos que me iba a meter la cara en el pastel al día siguiente.

 

El plan era de juntarnos en casa de los Fernandez y más noche ir a cenar y luego a bailar. Debora investigó el restaurante con el concepto de comida fresca y local.  Cada día reciben carnes y verduras de granjas locales y en base a lo que recibieron crean el menú del día. El restaurante se llama Revery y está aquí cerca en Greenwood. La comida estaba increíble, me encantó el concepto y la comida. De entrada pedimos un platillo de langosta y unos chicharrones. De plato principal yo pedí una chuleta de cerdo, deliciosa. A todos nos gustó la comida y el ambiente.

Después de cenar nos fuimos a bailar a un club que nos recomendaron de música latina en Indy. Nos la pasamos súper alegre y nos quedamos allí hasta que cerraron como a las 2am. Regresamos a la casa de los Fernandez donde estaban los niños con una niñera. Nos quedamos a dormir en casa de ellos y ya nos levantamos tarde al día siguiente.

La celebración siguió con un mega-desayuno mexicano: chilaquiles verdes, huevos fritos, carne asada y frijoles volteados (nuestro toque chapín).  Todo estaba tan rico, en serio que hoy si me consintieron todos. Para ajuste me dieron buenísimos regalos.

Deja un comentario